La Pintura y la poesía son una ventana por donde irrumpe la luz llenando la vida de color.

13 de septiembre de 2017

La judería y sus misterios.





La calurosa tarde comenzaba a expirar entre  las sinuosas calles de la judería. Los jazmines dejaban su penetrante aroma y los geranios trepadores dejaban caer sus flores sobre la blanca pared encalada, la magia se dejaba sentir. 
La luz de la tarde iba envolviendo la ciudad de un suave color anaranjado creando una atmósfera especial que se reflejaba sobre las encaladas fachadas. La luna se escondía perezosamente entre las nubes, la noche se cernía sobre las angostas y sinuosas calles desiertas haciendo sentir a Lucía una fuerte angustia, el misterio y el miedo querían apoderarse de ella al transitar por las solitarias calles que habían quedado inmersas en la oscuridad. 


El temor se iba adueñando de Lucía, sus pasos apresurados se escuchaban en el silencio de la noche.
De pronto un escalofrío recorrió su espalda, a gran distancia y de forma confusa divisó a lo lejos una sombra que se acercaba, iba envuelta en una especie de manto, al pasar a su lado se detuvo unos segundos, la miró, balbuceó unas palabras en un idioma que no conocía y sacó de debajo del Talith una flor, se la acercó para que la cogiera sin decir palabra, el corazón le latía tan apresuradamente que no pudo mirarle a la cara le costaba respirar, igual que apareció se desvaneció bajo las sombras. Asustada comenzó a correr sin volver la vista atrás. 

Lucía había escuchado historias de apariciones sobre esa zona de la judería, pero nunca las tomó en serio, se decía que las almas de los sefardíes que hace cientos de años vivieron allí y fueron expulsados, estaban condenadas a vagar eternamente por el mundo; "mueren" con la luz del día y vuelven a resurgir en la noche por los lugares que habitaron. 

El sol entraba por la ventana Lucía sintió de pronto sobre su rostro un cálido rayo de luz… Abrió los ojos y comprendió que todo había sido un mal sueño miró alrededor, en la mesita de noche vio algo que la dejó desconcertada sobre ella se encontraba la flor que le dio esa persona misteriosa en la noche… 




Sneyder 
28 de agosto 2017





(Talith Es el nombre que recibe el manto de oración utilizado por los judíos)


Sneyder C.





20 comentarios:

Sneyder C. dijo...

Hola queridos amigos, hoy he sucumbido a la belleza de Córdoba, a sus gentes y a su historia.

Un cálido abrazo
Caty

Ester dijo...

No creo en las apariciones, simplemente le dieron una flor que ella a pesar del miedo la conservó has llegar a su casa, Córdoba está llenita de flores, una ciudad a la que es muy fácil sucumbir. Un abrazo

Mari-Pi-R dijo...

Leerte es como vivir un paseo por la judería, precioso escrito!, uno mas de los tuyos.
Un abrazo.

Isidoro Ortega Contreras dijo...

Caty. Hermoso relato con un precioso finaL. Misteriosa aquella rosa que tenia en su mesita al despertar de aquel mal sueño.
Feliz fin de semana. Besos.

Maru dijo...

Qué bonito relato y misterioso paseo por esos lugares tan antiguos y que guardan tantas historias...un abrazo.

Juan L. Trujillo dijo...

Todo aquel que pasea de noche por la judería de Córdoba, recibe el regalo del perfume de jazmines, el aroma de claveles y la belleza de la luna que se asoma a la Mezquita, para ponerle nuevos trazos a la noche irrepetible.
No me extraña que siendo mujer le amaneciese una rosa en la mesita. !hay noches propicias a los milagros!.
Besos.

Alfred dijo...

Un paseo sugerente e inquietante que queda en un mal sueño con un despertar sorprendente :)
Besos.

Maite Lorenzo dijo...

Intriga hasta el final... bonito relato. Así es Córdoba de misteriosa y elegante con sus flores...
Besos

Sara O. Durán dijo...

Feliz regreso! Tu historia tiene gran magia, que se despliega según las vivencias de tus lectores.
Besos de anís.

Carmen Silza dijo...

Hace tiempo visite Córdoba y quede prendada, el relato me ha encantado y más ese final que le has puesto, enganchas muy bien al lector.
Bienvenida de nuevo, yo tambien estoy recién aterrizada, cisitanto a todos poco a poco.
Besos Sneyder.

Ilesin dijo...

Una muy interesante relato que te mantiene en la intriga. Bellas las fotografías que lo acompañan.
Besos

PEPE LASALA dijo...

Qué preciosidad!! Me ha encantado Sneyder, muy bonito. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Julia López Pomposo dijo...

Es una historia preciosa y un punto inquietante, me ha encantado el final, no podía ser de otra forma.
Gracias por regalarnos tu buen hacer.
Besos

Migue dijo...

Me encantó leerte, en estos tiempos las caminatas nocturnas no son muy seguras. El temor de Lucía es comprensible, aunque el caballero solo le regaló una flor.
Sueño o realidad, quién lo sabrá.

Abrazos

Franziska dijo...

Hoy nos planteas un misterio: un sueño que deja trazas de una realidad. Interesante relato y muy emocionante. Ha sido todo un placer llegar hasta aquí y volver de nuevo a leer lo que compartes con tus seguidores. Un abrazo. Franziska

Alfa Fon-Amor dijo...

El misterio real,cariños y gracias por tus palabras en https://pensamientosreflexionesamor.blogspot.com.uy/.

Patty dijo...

Sneyder me ha encantado, dentro de todo el relato tiene su magia ;) besos :*

Conchi dijo...

Hola Sneyder, me ha gustado tu relato, Córdoba tiene un embrujo que no me extrañaría que en la Judería sucediesen cosas así.

Besos.

Fina Tizón dijo...

Realidad o sueño, sueño o realidad, a veces van de la mano...

Un abrazo, Sneyder

Fina

José Manuel dijo...

La naturalidad de una flor, de las muchas que abundan en las calles de Cordoba, trasformado en todo un misterio.

Un abrazo

Safe Creative

Safe Creative #1406180127626 Safe Creative #1508180192816