La Pintura y la poesía son una ventana por donde irrumpe la luz llenando la vida de color.

22 de febrero de 2016

Risas sembradas



Mi vida la mueve un viento que fluye  
que sabe a silencios, 
a risas sembradas en tierra fértil 
al paso de los años,
de miradas que arden en la noche
al ver unos ojos que me hablan,
de tiempos difíciles, de angustias,
de lágrimas ahogadas 
que descienden furtivas
llenando mi mundo de amor y esperanza,
quedando temblando bajo la luna
aquellos filamentos de melancolía.
Al caer la noche, en el silencio
las letras resbalan desde los túneles del alma
para fundir sueños y deseos
entre versos y poemas.
Somos habitantes de este universo
bogando juntos por laderas sombrías 
en busca de océanos abiertos.

Sneyder.

Febrero 4 - 2016










Sneyder C.
Pintura: Kirill Sukhanov

16 de febrero de 2016

Las luces del desierto





Llegó el invierno, en el atardecer al caer la noche una voz de mar me llama detrás del silencio, son los últimos murmullos de la isla que dejan atrás una maleta de sueños, de días felices que ahora me llenan de nostalgia cada mañana.

Al otro lado de la calle, el vigilante de los cielos vuelve la mirada hacia las luces del desierto y los colores de la memoria me traen la breve historia de un sueño.
De paseos sobre el lago, de los poemas desarmando la noche, de recuerdos metidos en una maleta…Del valle de las mariposas con todo el mar de fondo susurrando añoranza. El largo viaje quedó escrito en tinta negra sobre los libros invisibles que cada noche vuelven a despertar y me traen tu recuerdo.
Cuando sonó la décima campanada el haz del faro sobre la oscura noche marcaba el meridiano de aquel sueño, el tiempo de mar que como sesión continua giraba y giraba como queriendo atrapar la órbita de aquel recuerdo…

Cada mañana al despertar recordaré, la Zarina, aquel poema del tren, los libros que no leeré en la noche y la nostalgia volverá para morir siete veces de amor mientras un blues suena a lo lejos en el atardecer impregnando los colores de la memoria al evocar el concierto de aquel día de otoño.




Pasan las horas lentamente
salpicadas de tantos sueños, 
son pincelados de amor 
que despiertan el murmullo
de aquellos susurros de un tiempo pasado.
Tardes que tejen miradas 
tras la ventana 
viendo como el viento alocado
pinta acuarelas sobre las nubes
mientras los días resbalan 
entre libros deshojados
que contienen el hilo de la vida,
el corazón aguarda tus palabras


Sneyder






Sneyder C.
Pintura:José Luis Fuentetaja

9 de febrero de 2016

Las últimas estrellas







Mientras el blanco invierno
sea tan cálido no quede
encerrado en sus sonidos
y dibujes una sonrisa,
será como despertar en primavera.

Cuando el corazón pregunta, 
si el amor 
lo es todo al mirar a los ojos,
mientras la vida tibiamente
se entrelaza y nos atrapa cuerpo a cuerpo.

Mientras cae la nieve acompasada
y pugna el amor contra el frío,
el tiempo vuela atropelladamente,
solo queda el amor al paso de los años.

Historia de una vida
que frente a mí la veo caminar,
 me parece inédito este llegar a ti
para ser cómplice en tu vida
y realizar los sueños que nos faltan.

La noche me atrapa,
oigo al lluvia acompasada
mientras escribo un poema.

Tibiamente los años nos descubren
temblando de pasión,
como dulce melodía
nos volvemos enredadera
y el tiempo nos abraza
cuando las últimas estrellas,

se apagan.

Sneyder 2007



Iré editando de vez en cuando poemas que escribi hace bastante tiempo.


Sneyder C.
Pintura:Ennio Montariello

1 de febrero de 2016

Despertando los sentidos









El tiempo ineludible pasaba, pero a menudo una vaga sensación le envolvía haciendo sentir que el tiempo se detenía. Su tiempo transcurría en paseos por la mañana y encerrarse en su despacho escribiendo y organizando las fotografías de tantas  vivencias y viajes acumulados, buscando sin saber qué abrió un cajón olvidado el viejo despacho de los abuelos tenia las maderas carcomidas y roídas por el tiempo, pero en su interior se guardaban recuerdos de su niñez, escritos que amarillean atados con una cinta. Con sumo cuidado de no romperlo soltó el nudo  y ante su asombro eran cartas que él había escrito a un amor  de su juventud y que nunca llego a mandárselas, al ir leyéndolas  las imágenes volvían a su mente, seguían estando en los rincones del alma  haciéndole sentir un cúmulo de nostalgia, una dulce añoranza y a la vez un atisbo de ilusión al evocar aquel tiempo lejano …
Lo que siente son sentimientos perdido que dejaron raíces ocultas y vuelven a emerger ante el recuerdo olvidado. Su alma en calma reposa en la noche observando estrellas que como su historia quizás estén ya extinguidas pero que duermen en su retina recordándole aquel amor platónico de su juventud. Hoy solo, sin familia duelen los recuerdos...

No hay recuerdo mas doloroso que añorar lo que pudo haber sido y nunca fue por no haberse atrevido...


Sentimientos perdidos




Bajo la calmada noche
una pálida mueca 
deja la luna.
Fascinante espectáculo,
mientras impertérritas estrellas 
miran cuanto acontece. 
Una dulce melancolía deja su huella 
dejando en silencio el alma
marcando un tiempo atrás
guiado por el frío del olvido.
Mientras va susurrando
en voz baja
el perdido recuerdo
de aquel amor de antaño.

Sneyder 1/11/2015




Sneyder C.
Pintura: Ivan Pavlov


Safe Creative

Safe Creative #1406180127626 Safe Creative #1508180192816