La Pintura y la poesía son una ventana por donde irrumpe la luz llenando la vida de color.

9 de diciembre de 2016

Vuelve cada año.


















Como cada año la ciudad se engalana a primeros de diciembre para vivir un año más la Navidad. Caen los primeros copos de nieve y los niños se divierten haciendo muñecos en los Jardines de Mirabell, mientras el dulce aroma a vino caliente inunda las calles.




Un gélido viento hace que la fina lluvia se convierta en pequeños mechones de nieve que lentamente caen hasta posarse en el suelo dulcemente, Melissa había esperado ese momento desde que llegó a Salzburgo por el mes de septiembre le habían hablado de la belleza que inunda  la ciudad en estas fechas de Navidad. 







El viento empujaba las nubes borrosas en el horizonte, a Melissa le hacía feliz sentir el frío en el rostro y contemplar la ciudad cubierta de un blanco inmaculado. 
El día 24 de diciembre las calles de Salzburgo estaban repletas de gente todos muy abrigados, el ambiente navideño se palpaba en las calles iluminadas con luces de colores, guirnaldas, por donde una gran multitud de turistas encantados recorrían los múltiples puestos navideños llenos de miles de objetos para decorar la casa en esas fechas. En los comercios las canciones navideñas resonaban, los músicos callejeros intentaban complacer al público dando lo mejor de ellos. Todo era nuevo para Melissa no estaba acostumbrada a tanta nieve pero era muy agradable pasear por sus calles inundadas de gente en esas fechas tan especiales.






Era el primer año que pasaba de estudiante en esta bella ciudad, no había podido regresas con la familia para pasar las navidades, la tristeza se dibujaba en su rostro.  Las compañeras de apartamento habían partido a sus hogares junto a su familia, le habían invitado a sus casas pero algo le hacía quedarse en el pequeño piso esa noche y quedar con ellas al día siguiente. 
Comenzaba a anochecer y decidió regresar a su apartamento, al entrar en él y encontrarse sola la tristeza la invadió, encendió las luces del árbol junto a él había puesto un pequeño nacimiento, la música flotaba en el ambiente se escuchaba el famoso villancico “Noche de Paz” cuyo autor autor Joseph Mohr había nacido en la ciudad de Salzburgo, la dulce  melodía pareció reconfortarla pero un nerviosismo extraño la recorría, en sus ojos se reflejaba tristeza y a la vez algo dentro de ella surgía, era un atisbo de esperanza que le hacía sentirse mejor.



 Preparó una taza de humeante café y se sentó en un sillón frente a la ventana desde ella podía admirar la Fortaleza Hohensalzburg que sobre la montaña altiva se divisaba, los copos de nieve descendían suavemente como si de una coreografía se tratara percibía  su  suave crujir al impactar sobre los cristales de la ventana, mientras Melissa esperaba la llamada de su familia.
La casa era confortable y un ambiente cálido reinaba en ella el sueño la invadió de realidades desconocidas que parecían darle ánimos y a no perder la esperanza, sentía como si su familia estuviera cerca. Mientras divagaba el timbre de la puerta se escuchó haciéndola volver de nuevo a la realidad, no esperaba a nadie dudó si abrir, con recelo preguntó quien era y desde el otro lado de la puerta escuchó una dulce voz diciendo  abre Melissa, somos tu familia….
Eran sus padres y hermanos que habían viajado para estar junto a ella en tan familiares y entrañables fiestas.


(Por muy lejos que estemos siempre hay un recuerdo dónde aferrarnos)   

Sneyder Diciembre 2016





Sneyder C.
Pintura:Robert Ducan - Nicolai Mefokov
Imágenes de Salzburgo


29 comentarios:

Rafael dijo...

Esos recuerdos quedan para siempre en nuestros corazones.
Un abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Caty, qué bien has recreado esta historia invernal en Salzburgo...Me has traído muchos recuerdos, amiga...Precisamente anoche mi hijo, que está en Múnich, me hablaba de la mágica nevada que cubría las ramas de los árboles y los tejados...Y es que la Navidad siempre es especial y ocurren ciertos "milagros" que no son casualidades... Me he sentido como la protagonista de tu historia y también sé e intuyo que, todo puede pasar en Navidad...
Te dejo mi felicitación por esta preciosidad...
Y por supuesto mi abrazo y mi cariño, amiga.
M.Jesús

AMBAR dijo...

Tienes razón y a veces los recuerdos son tan reales.
Precioso y esperanzador relato en estas fechas, que muchos no tendrán familia que toquen su timbre porque ni casa tienen.
Todo el año se siente, pero cuando más decimos feliz Navidad, al menos a mi, más tristeza me da.
Pensando en los más necesitados, no sé que letras dejar en estos días.
Un abrazo bien grande.
Ambar

Patty dijo...

Sneyder me gustaría ya tener mi propio cuento de navidad.... que precioso :*

Ángeles dijo...

Maravillosa historia atemporar, que nos envuelve con su magia y nos hace revivir sueños de la infancia, cuando la nieve era el mejor hechizo para llevarnos al país de la ilusión y vivir la fantasía de sus copos de blanca albura.

Me has hecho recordar la primera vez que vi una nevada y vi mis pequeñas huellas marcadas en la nieve.

Un abrazo con cariño.
Ángeles

Alfa Fon-Amor dijo...

Abrazo,buen finde.

Ester dijo...

Los recuerdos nos devuelven momentos pasados, y alegran los presentes. Un abrazo

Isidoro Ortega Contreras dijo...

Es muy bonito el relato de una persona muy querida
a la que le estimas y quieres. con un final Feliz.
Preciosos los villancicos. te deseo lo mejor de lo
mejor en Navidad. Gracias por compartir. Besos.

Ilesin dijo...

Todo vuelve y nos deja ese halo de recuerdos y nostalgias que se instalan en el fondo del alma.
Besos

Elda dijo...

Un bello relato que he seguido con mucha atención.
Preciosas las imágenes y los villancicos que le acompañan.
Un abrazo.

Juan L. Trujillo dijo...

Perfecta entrada para este tiempo que se avecina. Bellas palabras y bellas imagenes. Enhorabuena.
Un beso.

Sara O. Durán dijo...

Qué bonito cuento navideño. Imagino la emoción de ver a su familia, después de tanta nieve y en una noche que no parecía que sería en tan cálida compañía.
Un abrazo grande.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Hermoso cuento, bellas imágenes.
Feliz Navidad
Abrazo

Mari-Pi-R dijo...

El estar lejos de los suyos en estas fiestas causa mucha tristeza, pero también se siente la tristeza pensando con los que ya nos han dejado en la tierra.
Feliz Navidad!

Gustavo Yandros dijo...

Interesante la entrada. Aunque en muchas peliculas se ve como en el hemisferio norte celebran las fiestas tapados de nieve. Por eso es la tradicion de comer cosas con calorias. Pan dulce, turron, mani con chocolate. Porque viene de esas tierras. Aca hace como 30 grados de calor, el dia es cuanto mas tiempo dura, los arboles estan cubiertos de verde, la gente espera Enero o Febrero para tomarse unas vacaciones al mar, las montañas, piletas, algun rio, etc.
Te mando un abrazo y que tengas unas felices fiestas

jackie dijo...

Me encanta la Navidad! Es una época tan bonita! Feliz Navidad!

Carmen Silza dijo...

Hermoso cuento Sneyder, y que esos recuerdos una vez que entraron no salgan del corazón.
Feliz domingo.
Un abrazo amiga.

Ernesto. dijo...

Hola Caty.

Siempre hay un punto, fuera o dentro de nosotros, en el que anclarnos...

Un gran abrazo.

Nino Ortea dijo...

Buenas tardes, Sneyder:
Enhorabuena por tu relato.
Considero que es difícil atrapar la atención del lector cuando escribimos sobre temas “estacionales”, y tú lo has logrado. Tu relato tiene un tono intimista que invita a continuar la lectura, y un final reconfortante.
Feliz semana, Sneyder.

Buscador dijo...

Es hermoso tu cuento. Reflejas perfectamente ese sentido de la Navidad que también es el mio.

Sólo desearte una Feliz Navidad con tus seres queridos...

Abuela Ciber dijo...

Hermoso relato
Por aca hace calor para esas fechas asi que muchas cosas varian por el clima
Pero el espiritu Navideño de nacimiento de Jesus siempre esta presente, sea con frio o calor
Cariños

Conchi dijo...

Me he emocionado leyendo tu relato Sneyder, la tristeza se convirtió en en la mas dulce realidad.

Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Indudablemente, la Navidad es bella. Y es bella, porque estaba rodeada de magia, y qué mejor consonancia para la niñez que es feérica, lo maravilloso de las festividades decembrinas. Tu texrto es de una gran belleza nostálgica, con el personaje que traes a colación. UN abrazo. Carlos

Rosana Marti dijo...

Un lindo relato, entrañables estas fechas que inundan nuestras almas de paz, amor y felicidad y por qué no, también de ilusión.

Un fuerte abrazo!!

Rosa dijo...

Que nostalgia ....Estas fiestas me ponen muy ñoña y nostálgica,por los que están a mi lado,por los que se fueron y por las que esperas encontrar que por A o B no es posible.

Un gran relato que me ha atrapado.Felices fiestas .Feliz Navidad!!

dijo...

Salzburgo debe de ser un lugar precioso y la Navidad lo es también.La familia es el centro de nuestras vidas y la nostalgia se hace enorme en estas fechas porque siempre habrá alguien que no esté ya.
Pero por los que nos quedan,seremos capaces de darles ese tono de belleza que tenia cuando éramos niños.
Besucos y gracias

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Ojalá y que todo en año fuera navidad, así el amor reinaría por siempre.

Abrazos.

PEPE LASALA dijo...

Qué entrada tan bonita y certera Sneyder. Que el amor perdure siempre. De todo corazón, desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea venimos a desearte una muy Feliz Navidad.

Carmen Troncoso dijo...

Precioso cuento sin duda, es para atesorarlo, un abrazo feliz!!

Safe Creative

Safe Creative #1406180127626 Safe Creative #1508180192816